17 de diciembre de 2009

Amigos

No he sentido mayor amargura que cuando estuve el año pasado con Sergio, mi gran amigo de infancia, sentados en la mesa de un bar. Su vida se estaba volviendo miserable. Le había salido todo mal. Era un pobre desgraciado, desdichado, con una suerte pésima que lo perseguía por todos lados.

Cuando nos juntamos esa vez yo llegué contento. Me ha ido bien en mis asuntos, no soy profesional pero tengo mi oficio, y poco a poco he salido adelante. Hoy me puedo dar algunos gustitos, como invitar a mi amigo de infancia, que no veía hace 10 años, a tomar unas cervezas para reír y recordar viejos tiempos, brindar y… nada. Puras pérdidas mi compadre.

Mientras me contaba sus malas jugadas pensaba en lo distintos que éramos cuando niños. Yo más bien pati’pelado, él de clase media, medio tirado para arriba, siempre con los mejores juguetes, con los mejores regalos en navidad. Los cumpleaños eran a toda raja. Los compañeros de su colegio llegaban al cerro a echarle la choriá a los cabros de la cuadra, con los que me juntaba yo. Me veía en una difícil disyuntiva. Muchas veces preferí esconderme en su pieza y leer sus revistas, antes que pegarle a alguien.

De esa infancia nada quedaba. Los padres de mi amigo separados, cada uno por su lado, empobrecidos. La pensión no era lo que se creía. Mi amigo dedicó su tiempo a estudiar una carrera “con futuro”. No le resultó. No terminó. Se tiró con un negocio. Pidió un préstamo. Fue un fracaso. Lo involucraron en tráfico de películas piratas. Debe 5 meses de arriendo. No encuentra polola. Se le infectó el dedo gordo del pie en un paseo. Lo picó una abeja en la oreja (por dentro). Y así sumaba y seguía. Se estaba enfermando de depresión. Yo no sabía dónde meterme.

Cuando nos despedimos, en la puerta del bar, ya de noche, fue la única vez que mi amigo sonrió. Yo llegué a la cita riéndome y de a poco me fui apagando. Me sentía mal, medio perseguido por algo, no sé por qué, medio desconcentrado al escuchar sus últimas palabras, me voy, me decía, que te vaya pulento, respondía yo, él se despedía, yo le daba buena vibra, no recuerdo bien, sólo tengo su sonrisa clavada, la primera y la única de la tarde.

Al otro día un telefonazo sacudió mi cama. Era Elisa, la prima de Sergio. No había llegado a su casa. Lo salieron a buscar y lo encontraron muerto en el banco de una plaza, boca arriba, ahogado en su propio vómito, con una caja de vino semi vacía al lado.

Entonces pensé: su mala suerte había terminado para siempre y él con ella.

De ahí mi tremenda amargura.



...

11 de diciembre de 2009

La sorpresita

Miro con desgano el documental sobre el calentamiento global de Al Gore hasta que aparecen unas imágenes de ciudades con simulaciones del nivel del mar en 50 o 70 años más. El avance es importante. Inmediatamente mi mente se transforma y recrea el mapa de Valparaíso fundiéndose con el de Manhattan, con el mar llegando bien arriba por la plaza Victoria, Echaurren, Aníbal Pinto. Casi todo el Plan pasa a ser fondo marino, igual como en otras ciudades más grandes que aparecen en el documental.

Imagino las escaleras perdiéndose en el fondo del océano. Imagino las infaltables agencias de turismo submarino, con potentes tours por el Valparaíso sumergido, pagables en cómodas cuotas y con distintos niveles. Imagino que igual habrá basura en el mar, y en un repentino ataque de premonición, me veo anciano pescando en la avenida Baquedano, abajo, con un cuaderno al lado.

A lo mejor el mar le tiene algo preparado a Valparaíso, una sorpresita, algo que no sabemos, como muchos aún no saben lo que es un terremoto grado siete en esta ciudad. Por mi parte, sería una experiencia sublime poder ver al viejo puerto sumergido, las escaleras llegando al mar (¿o a un bote?) y en verano los pelusas copando los miradores naturales con los mejores clavaos. Sería un lindo encuadre para terminar mis días, ojalá sea comiendo pescado fresco.



(...)

18 de noviembre de 2009

Una entrevista sobre la Nueva Canción

La presente entrevista fue realizada a Absalón Opazo por Marcelo Flores, de la California State University Northridge (CSUN), para el ramo Music from a Global Perspective (Música desde una perspectiva global), en noviembre de 2009.

Tesis del trabajo: a pesar de que la libertad de expresión y la protesta politica en la forma de música han sido censuradas en la historia de Chile, la música sigue siendo un vehiculo esencial para que la gente pueda expresarse.

¿Cuál es tu opinión acerca de la cancion protesta o Nueva Canción? En otras palabras, ¿cómo te afectó a ti cuando estabas creciendo, considerando que parte de tu familia está en la politica y otra gran parte son músicos?

R: La canción protesta para mi forma parte de la esencia de la cultura popular chilena, por cuanto ella nace en el segmento social denominado proletario-campesino que hasta 1973 participó activamente en la vida social del país, como un referente político y cultural. Lo de protesta creo que viene justamente porque ese sector de obreros y campesinos, además de muchos estudiantes y pobladores, estuvieron siempre disconformes con el orden capitalista, que los afectaba directamente en ámbitos sensibles como salud, vivienda, educación, alimentación. Por eso siempre se manifestaron en contra, y si consideramos el 44% de apoyo que tuvo Allende en las elecciones previas al golpe de estado, nos daremos cuenta que era mucha gente la que se identificaba con estos conceptos, y eso incluía a los artistas. Tanto Violeta Parra como Víctor Jara nacieron en la pobreza campesina, y su talento e inteligencia los hizo constatar la situación y utilizar su arte para denunciar lo que vivía su gente.

A mi este proceso me toma en los años '80, cuando aún el movimiento popular era grande. No mentiría si dijera que mis primeras aproximaciones a la poesía las tuve escuchando Canto Nuevo o Canción Protesta. En mi familia mis tíos cantaban y escuchaban las canciones todo el tiempo. En la casa habían revistas, diarios que hablaban desde la oposición a los militares. Indudablemente que eso forja un interés, un perfil. En ese sentido, esta Canción me marca en un sentido identitario, de decir, de aquí vengo, esto fui, este es el mensaje de mi familia.

¿Qué relación ves tú entre la Cancion Protesta y el caceroleo de los años '80?

R: Ambas acciones tenían un fin político: denunciar la pobreza que estaba generando la dictadura. En ese tiempo sentíamos que cualquier acción que buscara oponerse al gobierno había que aplaudirla. Escuchar miles de cacerolas sonando en tu ciudad era tan sobrecogedor como escuchar una canción de Violeta Parra o Silvio Rodríguez, que si bien no es chileno, era uno de los que más se escuchaba en ese tiempo. La relación también tiene otro componente: lo sonoro como protesta, como expresión de descontento. El sonido como rebeldía.

¿Ahora que el país no está más en dictadura, crees tú que los artistas de la Nueva Canción han caido en las manos de la comercializacion o siguen fieles a sus raices?

R: Yo creo que el concepto cayó en la comercialización, porque el país cayó en la comercialización. Indudablemente hay grupos como Sol y Lluvia y Quilapayún que siguen siendo marginales a la industria del entretenimiento, pero también hay varios emblemáticos como Inti-Illimani o los Hermanos Parra que son absolutamente comerciales, principalmente porque apoyan al gobierno actual que es neoliberal (ultra-capitalista), y por eso tienen tribuna en televisión, en los diarios. En este punto es importante eso de ser fieles a las raíces: ¿cuáles eran esas raíces?

Yo pienso que apoyar al actual gobierno sólo porque participa el Partido Socialista es no conocer la histórica oposición del Canto Nuevo al capitalismo. El Canto Nuevo cuando se comercializa apoyando gobiernos que mantienen el actual sistema económico o social, deja de ser Canto Nuevo y pasa a ser una anécdota folclórica no más, a años luz de Violeta Parra o Víctor Jara. Eso para mi es claro.

Los nuevos artistas, especialmente aquellos que surgieron después del gobierno militar, ¿crees tú que tienen algún interés en la canción protesta? ¿Influencias?

R: De todas maneras, a nivel vocal, de letra, absolutamente. A nivel musical ahora recién se está viendo un renacer de la figura del cantor con guitarra, haciendo su propia música, y ahí hay mucha canción protesta o de denuncia. De manera general, la escena musical del país está siguiendo la tendencia latinoamericana de fusionar estilos y formas de canciones, y dentro de eso la canción protesta está muy presente porque se viven tiempos de reivindicación latinoamericana y eso es un tema que históricamente a motivado a la Nueva Canción. Abundan las canciones que hablan de Simón Bolívar, de la Gran Patria Latinoamericana. Eso es bonito porque se mezclan generaciones y salen cosas muy divertidas y certeras.

Chile durante la dictadura estaba en contra de "los yanquis" (EE.UU.), pero por lo que vi la vez que estuve en Chile hace un par de años, el país parece estar en un proceso de americanización. ¿Cual es el efecto que esto tiene en la música?

R: Un efecto es que la música que actualmente tiene más presencia en el ámbito de la protesta es el hip-hop. Se podría decir que la cultura del hip-hop reemplazó absolutamente al Canto Nuevo en los segmentos jóvenes de la población de los sectores populares. Pero tú escuchas una canción de hip-hop y escuchas samplers de Víctor Jara, de Quilapayún, de Patricio Manns. Versiones de temas de Violeta Parra. El hip-hop se hizo popular en parte porque recogió la tradición artística del Canto Nuevo. Ahora se ven grupos que mezclan en el escenario las dos formas, charangos y djs, imagínate.

Respecto a los yanquis, yo creo que Chile en dictadura estaba en contra de un sistema económico deficiente, que no ayudaba al país a superar la pobreza, el hambre, la mala situación de los hospitales, la cesantía, etc. Lo que pasa es que EE.UU representa el ícono del libre mercado entonces por eso se dice que estar en contra del capitalismo es estar en contra de EE.UU. Pero el capitalismo existe desde mucho antes, y el gobierno y los empresarios yanquis no representan a todos los EE.UU.

Ahora, un efecto que considero muy positivo en este tema es la posibilidad de los músicos chilenos de adquirir equipos, instrumentos, máquinas, programas de computador para hacer música. Esa es como la parte buena de los acuerdos de comercio. En Chile hay una buena disponibilidad de equipamiento técnico para hacer música, y eso yo creo que ha profesionalizado mucho la labor de músicos y sonidistas. Eso repercute en la calidad, porque los conciertos que tu ves ahora en las poblaciones suenan muy bien, cosa que antes sucedía rara vez. Hoy tenemos más herramientas para la música.

Por último, la gente que vive en lo más alto de los cerros, o en la Jose María Caro en Santiago, ¿crees tú que ellos encuentran una voz en la musica chilena moderna así como la gente encontró una voz en las canciones de Victor Jara?

R: Yo creo que el internet, junto con la mayor disposición de equipos e instrumentos, y el talento natural, están haciendo que la música que no participa de la industria tenga cada vez más seguidores. También contribuye el afiche, en el sentido que reparte los nombres de los grupos alternativos por toda la ciudad. A las tocatas siempre llega mucha gente. Hay ahora un mayor interés de los jóvenes sobre todo por conocer cosas más allá de la industria del entretenimiento. Y eso incluye nuevas visiones de la vida. Víctor Jara tenía un componente político muy intenso. Muchos jóvenes aprenden de política escuchando a los grupos de hip-hop y se interesan por algo que ni el colegio ni la sociedad pudo hacer: motivarlos a participar en algo. Eso es encontrar una voz, y como dije anteriormente, es un proceso que va creciendo.




...

2 de noviembre de 2009

Bicentenagrio





(Intervención en una pared del barrio puerto de Valparaíso)



...

25 de octubre de 2009

Levantamiento

Sencillo así como ves
sin lujos
la desmesura va por otro lado
cosas más espirituales
un estado de cosas más aéreo
más urgente que un delirio amoroso
necesario como una máquina
fugitivo como mi yo

Sencillo así como lees
sin maestrías
supero el alma del patrón de fundo
la desmesura es un oleaje almático
rítmico en su postura ante los hechos
antropología urbana constituida
por anónimos rayados ciudadanos
por burlas al jefe del reino

Sencillo así como sientes
poesía por poesía
el mundo mostrará
su desnudez más crítica
llenarán de alfileres tu piel
callarán las fábricas de amor

Nosotros queremos más estados espirituales
pa pintar la ciudad con colores fuertes

Sencillamente
hay que echarse a volar

Apresúrate

Sencillo así como eres

Te queremos ver entre nosotros

Con el alma saliéndote por la boca



*Extraído de "Santiago"



..

Ritual del vino

Ahora la aldea ya es ceniza
y en el alfabeto de la derrota
aprendemos a escribir poesía
con ojos semejando uvas grises
dormidos entre viñedos vírgenes

Nuestra reflexión va más allá
de la ciudad y su caparazón gastado
el reflejo del espejo no sirve
para entender el cuerpo y su pellejo
quizás las aves puedan explicar el ciclo

Tomamos de la uva la eternidad
hacemos crecer los días pasados
y renace en nuestra piel
la piel de nuestros abuelos

Los perros ladran a lo lejos

La luna hace el amor bajo la parra

Nosotros
nos preparamos para mañana

***

Siento el trago de vino
como sentía tu mano
cuando me acariciabas
con maternal instinto

eran tus manos también
las manos de la tierra
como las manos del vino

y en la mar yo no encontré nunca
tu rostro dibujado en las olas

siempre fuiste tierra dura
rocosa
de valle
ancha extremadura de sol

delicada emancipación
de montes cordilleranos

La geografía de tu vida
es como mi país perdido
la tierra de la que estoy exiliado

Me duele la lejanía
como la más triste melodía de violines

como la más terrible muerte
de un río cargado de peces




*Extraído de "Santiago"



...

20 de octubre de 2009

Habla un ex-esclavo

Tiempo
tanto tiempo ha pasado
desde la llegada del barco
hasta esta costa.
Esclava era mi sangre
en días de irracional demencia
y el chillar de las cadenas
me posó en Valparaíso
como la melodía fúnebre
posa cuerpos en las fosas.
Años han pasado desde entonces.
Se acabaron los amos
llegaron los patrones
pocas cosas cambiaron
y el alimento se acabó.
Mi sangre volvió a su África
y me dejó como recuerdo
en la mitad de esta geografía.
Yo aún tengo la marca del látigo
la furia de la raza
la idiota invención de dios
que dispara en la historia
contra sus hermanos.
Y todavía vivo aquí.
En las alturas marinas
encerrado escribiendo
para que algún día se acaben
los patrones los salarios
que nos hacen igual de esclavos
como ayer la cadena conmigo.




*Publicado en "Periferia".

7 de octubre de 2009

Actual*

El cielo sacude sus camisas y cuenta los años en su voz
Cuenta las piedras lanzadas a su pecho
Y los árboles en sus sarcófagos torciendo los caminos
Piensa en su carne que se estremece
Al oír ese dúo de las noches tan diametralmente opuesto
Al oír las edades que tienen su edad
Como las flores de ida y vuelta

La noche se sienta a oír su cielo
Debajo del agua que aumenta por el llanto de los peces
Y todos esperamos con los poros abiertos
La aparición de la belleza sobre sus pies de espuma
Entre dos relámpagos boca abajo
Detrás del último suspiro de una flor sin espacio en el espacio
Y sobre el halo tembloroso de las manos que descorren los días
Hora tras hora descendiendo por la fiebre de los párpados
La aparición secreta haciendo temblar la tierra
La aparición que va bajando por los ojos



*Poema de Vicente Huidobro, publicado en el libro "El ciudadano del olvido", de 1941.

1 de octubre de 2009

Salvador Allende & Víctor Jara

Una esquina con tu nombre
otra con el mío

Las palabras hicieron crecer ciudades
los ríos se perdieron entre la basura
en las calles llovió tristeza y pérdida
tú estabas entre la multitud

Fuimos luchadores sociales
ahora somos esquinas
nuestro nombre
en un frío letrero





...

15 de septiembre de 2009

A 61 años de Vicente Huidobro

Un árbol ha sido concebido
no pido silencio
solo que me dejen
escribir este poema

Un árbol ha sido concebido
eso es semejante
a una puesta de sol en reversa
o cómo entendernos
por medio de señas
apuntadas directamente
al corazón hambriento

El mundo nos mira con desconfianza
Un árbol ha sido concebido
la semejanza puede ser alada
cosa alada que se pierde
por pasillos agrícolas
abismos de agua plateada
estaturas naturales
y suficiente alimento
para todos

Un árbol ha sido concebido
semejante al último beso
que te dieron con ganas
parecido a las ganas que te quedan

La semilla saluda con humildad
la reverencia se señala
en todos los árboles cercanos
el aire pide un minuto de pureza

las palomas desaparecen en el acto

Un árbol ha sido concebido


...



Por Absalón Opazo Moreno.-

9 de septiembre de 2009

Teillier en la periferia

...


Sangre color planeta muerto.
Ves correr la sangre de tu mano herida por alambres de púa.

Conoces la sangre que destilan los pinos,
aquella confundida con el pecho imperial de la lloica,
la de las tablas en el aserradero
y sabes que los ríos son heridas infligidas por el cielo a la tierra.

Los mayores aman salir de caza.
Te despiertan temprano.
Todo el día pasará de potrero en potrero,
se treparán los cerros.

Ves echar aves aún palpitantes al morral.
Tus pies van a añorar los esteros
y la pureza adánica de la mañana
reluciente como una escopeta recién bruñida.

A veces te dejan disparar
y aún te duele el hombro con el rechazo.
Te enseñaron que frotando pedernales se enciende una fogata.

Una vez pasaste un puente de cimbra.
Para ir a la escuela atraviesas un puente
que el viento hace interminable.

(...)


*Poema de Jorge Teillier, extraído del libro Crónica del Forastero, que obtuvo el Primer Premio del Concurso Crav de Poesía en 1965. Fue publicado en autoedición en 1968 con un tiraje de 1.000 ejemplares.



...

29 de agosto de 2009

Poemas de Tagore Biram*

La estación del mundo

Para Omar Lara

Desde esta tierra distante veo el mundo en donde no estoy
Pregunto por la esperanza, y los cementerios dicen lo mismo.
Parece que estoy completamente perdido. Estoy perdido.
Ya no comprendo el mundo. Y el mundo se va alejando de mí.

Parece que alguien, en cualquier momento, debe decirme algo.
Parece que se acerca a mí para articular ciertas palabras.
Las palabras que nacen en el jardín.
El jardín amanecido lleno de tristezas y regalos de los dioses invisibles.

Entonces casi todo está como listo.
Yo pregunto a una piedra qué ocurre.
Qué ocurre con Dios,
que no ha hecho nada para estos que caminan
por la orilla del mar.

No sabrá que estamos hambrientos o sin alimento que diga.

Yo veo que está un poco azul el infinito.
El mar ya volvió con sus árboles.
Sus árboles tan tristes como cementerios sin huesos.

Los pantalones caminan tristes por las calles.
Los pantalones sin las piernas de sus antiguos dueños.

Ahí vamos a mirar las estrellas con sus ojos de plata.
Los peces ya no necesitan ilusiones.
Están listos y perdidos como nosotros en el cielo del mar.
Los caminos seguirán su destino como los cometas sin ruta.

Sucede

Sucede que de repente estoy perdido, perdido
en medio de una carga de improperios arrojada
por el propio Dios en el rostro de la constelación.

Hay cachorros heridos por ahí,
perros pulguientos de abandono,
perros silenciosos.

Y hombre, ay hombre que no volverán a sonreír.

Porque sus huesos enfermos están ahí.

Enterrados en esta tierra sucia.

Sobrevolada de pájaros risueños.

Los perros

Hay noches en que el ocaso me vigila
y su mirada es implacable para mis cantos obscenos.
Dentro de la noche y los límites de la vida,
me ha concedido el destierro antes de ser mordido por la muerte.

No tengo más tiempo, no tengo más tiempo
para masticar flores por los caminos lentos.
Masticar hojas de hierba por los caminos lentos.
Pasear lentamente por el campo imaginando el prado.

Es amarga la esperanza, compadre,
es amarga la existencia.

La ampolleta disuelve mi aire oxigenado
en pequeños caracoles por el espacio,
este espacio espantosamente claro para mi fe.
Pero nadie puede impedir mis infinitos.

Y de una sola cosa estoy preocupado:
¿sabrán los perros contestar mis gritos?

Utilidad pública

Estoy desaparecido.

Quien supiera de mi paradero
Favor dejarme en paz.


...


*Textos pertenecientes al libro "Enderezador de vientos y ciertos poemas de amor", de 1996.


El poeta brasileño Tagore Biram vivió los últimos tres años de su vida en el sur de Chile, donde se dedicó a la venta de tortillas de rescoldo. Un ser enigmático, según quienes lo conocieron. Su obra, asociada a la tradición lárica, es prácticamente desconocida. Esto, a pesar de haber publicado tres de sus siete libros en nuestro país. Falleció el 14 de junio de 1998, producto de un vómito alcohólico.


Fuente: revista La Calabaza del Diablo, Julio de 2003.-



...

20 de agosto de 2009

Vagancia en Valparaíso

Valparaíso es solamente un sueño
un sueño de botes que suben escalera abajo
un sueño de nubes disfrazadas de cogoteros
un sueño de peces vagando por los inviernos
y brujos tatuados en las piedras de los callejones

La madrugada es Valparaíso en estado salvaje
la noche vistiéndose de día

El mar encierra en su vientre idiomas perdidos
que entre pelícanos se entienden

pero

entre acantilados y flores solares
está el idioma que buscamos

Los muertos descansan mirando el sol ponerse
y los vivos viven perdiéndose aquel espectáculo

Más allá de Playa Ancha están las respuestas
a muchas de nuestras inquietudes

Gatos que orinan sobre el horizonte
perros que ladran en el abismo de nuestras manos

Entre casas que no existen
y plumas que tampoco existen

Todo es un sueño
un lánguido y empinado sueño

Los cerros trepando entre cordeles y ropa mojada
poblando una palabra que yace
entre las coordenadas actuales de un pelícano
dos esquinas más arriba de este poema




...

8 de agosto de 2009

Los inquilinos*

Desde lo alto de los ranchos,
la miseria viene cayendo,
-lluvia de piojos, lluvia y llanto-;
y los últimos esqueletos,
-enormes banderas de andrajos-,
van tiritando, invierno adentro,
en la soledad de los campos;
la policía está sobre ellos,
haciendo restallar el látigo
y el puñal de "los caballeros";
son los esclavos, el rebaño
de los patrones, son los siervos,
los tremendos siervos chilenos,
maneados y encadenados
por el capital extranjero,
sus "patriotas" y sus "sicarios";
carne de cárcel -barro y hierro-,
flor de presidio, en los barrancos
espantosos del cementerio;
salarios de hambre, los salarios,
pienso de bestias, en receso,
y el horror nacional, cavando
la pena inmensa del pellejo;
arrasó el capataz borracho
a la última virgen, cubriendo
de baba los dieciséis años,
y se abrió el hospital del pueblo;
por las mañanas, canta "el malo",
entre el coligüe de los techos,
y encima de un montón de espanto
hay una inmensa flor pariendo;
dos leones acuchillados,
cierran la hacienda; (a ochenta perros
les siguen catorce lacayos,
un sacristán y cien llaveros);
¡y hay peromotos proletarios,
detrás de los muros siniestros!;
bajo el grito de los güairaos,
a la orilla de los esteros,
o a la orilla de los pantanos,
a la sombra de los canelos,
a la ribera de los álamos,
a la sombra de los gomeros
o entre mediagüas de rezago,
obscuros, malditos, hambrientos,
murallones ya destrozados
de una gran fábrica de muertos,
van los campesinos errando
encima del país chileno,
entre viñedos y sembrados,
entre caballos y corderos,
parias de dios, el dios marrano
de los ricos y del gobierno:
porque ya murieron los huasos,
restan los perros de los perros,
-"patroncitos" y "paniagudos"-;
a las guitarras sucedieron
aullidos de mamarrachos,
a la cueca, la bala, el féretro
de puntapiés de los mulatos,
la galleta hedionda, el tremendo
y acerbo puñal del Estado,
el curita, el carabinero,
el hambre, siempre el hambre, el trago,
el trago amargo del veneno
y humillación del flagelado;
lejos los pueblos, en lo lejos;
entre quebradas y barrancos,
cementerio de cementerios,
baldío, reseco, malsano,
llaga de sol, ciego entre ciegos,
muerto entre muertos, llora el campo.



*Poema de Pablo De Rokha, perteneciente a "Romancero proletario", publicado en revistas durante la primera mitad de la década del '20.
















...

31 de julio de 2009

Angostura

Nada más angosto
que la vena de la lágrima
surco escondite de la voz
oscuro pasadizo del cielo

Tiemblan mis manos
en un momento no vivido
se abren las córneas
que cayeron tras mi paso
no olvido las luces deprimidas
no lamento las cadenas nuevas

y veo el polvo en la trizadura del espejo



...

23 de julio de 2009

Gabriela Mistal Intima

Una mirada interesante sobre la persona y la poesía de Gabriela Mistral, es la que entrega el escritor peruano Ciro Alegría en su libro "Gabriela Mistral Íntima", iniciado tras la muerte de la poeta en Nueva York en 1957.

Ambos escritores forjaron una hermosa amistad, unida por el ancestral pegamento de las montañas de los andes, donde rito, infancia y aridez hicieron de Gabriela y Ciro una suerte de hermanos cómplices, andinos, mientras ambos viajaban por el mundo coincidiendo en uno y otro lugar, incluyendo la residencia de Mistral en Santa Bárbara, California.

Un párrafo a destacar es aquel donde Ciro Alegría describe su primer encuentro con Gabriela Mistral:

"La impresión que me llevé fue grande. Gabriela me extendió con llaneza no exenta de altivez, una mano fina y tibia, mano de india. Su rostro, pese a los ojos verdes, me hizo recordar el de las indias que me acunaron en mi infancia. La misma nariz aguileña, la misma boca pulposa, la misma sonrisa suavemente irónica y decididamente tierna. Entre esos verdes ojos asomaba otro de los ancestros, el vasco, que también se hacía presente en la alta estatura y los huesos fuertes. El cabello lacio estaba peinado con descuido. La vestimenta tenía una campesina sencillez. Tal era el aspecto de Lucila Godoy Alcayaga, por otro nombre, Gabriela Mistral".

Ciro Alegría era veinte años menor que la poeta chilena. Él es un escritor que ha sido traducido a todas las lenguas vivas del mundo. Es además el autor peruano con más ediciones en castellano. Entre sus libros destacan "La serpiente de oro", "Los perros hambrientos" y "El mundo es ancho y ajeno".

Por su participación en los movimientos sociales de su país, Ciro Alegría (en la foto, fumando como siempre) fue perseguido, torturado y encarcelado. Posteriormente viajó exiliado a Chile, siguiendo a Estados Unidos, Puerto Rico y Cuba.Su escritura en Gabriela Mistral Íntima expresa una tremenda ternura y cariño por la poeta, su ancestro andino común, pero también una intelectual capaz de declararse abiertamente antiespañola, y llamar por toda la casa a su peruano, para que fuera a conversar con ella, muerta de risa:

"Entonces nos sentábamos en el corredor y Gabriela hacía una pregunta, o una sugerencia, o una apreciación que abría cauce a la plática. Charlaba bien Gabriela y ésta es otra discrepancia mía con quienes la presentaban muda y hosca. Una persona no es la misma con todos y los dictámenes generalizadores, son imprudentes. Conversábamos de cuanto tema se presentaba, ya sea porque estuviese en las noticias del día, hubiera surgido de nuestras lecturas o asomara incidentalmente. A Gabriela le interesaba hasta el menor asunto que saltara al paso. Como todo gran artista, tenía una avidez mental que hacía que su mente tratara de hacer un registro del vasto panorama del mundo. En nuestras conservaciones, para dar una idea somera, discutimos desde el destino de la cultura grecorromana, hasta la utilidad del maguey".

La relación entre ambos escritores nos sirve para profundizar el ser andino, latinoamericano, mestizo, intelectual, indagar el ambiente natural del pensamiento, lo habitual de la inquietud y por sobre todo, nuestro lenguaje tan rico y salvaje como la selva madre.

"Oir hablar a Gabriela constituía una formidable experiencia idiomática. Su parla tenía expresiones de puro corte clásico, giros y modismos de sello propio y maneras de decir populares. Estas últimas, se le pegaban en las tierras que visitaba. Era un compendio de americanismos, mayormente de chilenismos. Quede ejemplo de todo. ‘Mi salud es flaca’, ‘La requirió de amores’, ‘Esta enfermedad cae a la vista’, ‘Dime vos’, ‘Me quedé como pájaro guacho’, ‘Soy paticaliente’, ‘Lo llevaron al apa’, ‘Andá, vení’. La prosa de Gabriela Mistral tiene influencia de Martí, como ella misma ha señalado. En los versos se trasunta más aproximadamente su lenguaje hablado. Pero la expresión oral era única, típica y completamente suya hasta no poderla imaginar. Vocabulario y frases tenían múltiple colorido, una poderosa y natural poesía. Como que oíase hablar a América".


Por Absalón Opazo Moreno
Especial para revista cultural Asado de Costilla
http://www.asadodecostilla.cl/



...

12 de julio de 2009

Constitución del '80

Es posible la muerte de una letra
la muerte en una letra

una letra muerta

la pena del poeta es inmensa
ante ese funeral

la palabra sin fuerza
la palabra vacía

yace en el papel amordazada

es posible hacerla resucitar

pero eso de todos modos
no quita la pena

Cómo alguien puede
hacer morir la letra

Es algo parecido
a quemar libros

Chile
sabe mucho de eso



....

19 de junio de 2009

El alma siempre joven



"... 'de cada veinte niños, uno nace muerto. De cada diez que nacen vivos, uno muere durante el primer mes, la cuarta parte durante el primer año, y casi la mitad durante los primeros nueve años'.

Ese es el verdadero Allende: cifras y razón, diagnóstico y tratamiento. En busca de esto último, pronto se encuentra embarcado en la campaña de Pedro Aguirre Cerda, un modesto radical que se enfrenta con el apoyo de socialistas y comunistas a las inminentes elecciones presidenciales. ¿Su propuesta? Lo de siempre, aunque él lo dice con verdadera intención: pan, techo, abrigo. Y como profesor dedicado, tiene además una visión profética: gobernar es educar. Ante esta amenaza latente, la derecha reacciona con una proto-campaña del terror: "el triunfo del Frente Popular es sinónimo de revolución inmediata y no puede terminar sino en una sangrienta tiranía... los marxistas tienen paciencia para alcanzar sus objetivos y cuentan ahora con burgueses tontos que les creen". El candidato de la derecha ha agregado con política corrección: "no hay en el pueblo ansias de elevar su propio vivir. Todo lo más: una mayor prodigalidad en el bar, en la cantina, en la taberna".

Comienzan así los gobiernos radicales apoyados por la izquierda: en total, 14 años de la vida política chilena. Por sólo 3 mil votos gana Aguirre Cerda y gana también Allende. Pronto se convierte en el Ministro de Salud más joven de la historia. Una noche de catástrofes, en 1939, conoce a la que será su esposa de toda la vida: Hortensia Bussi, la Tencha. Salvador se encuentra en una reunión de la masonería, "Tencha" está en el cine con algunos amigos, cuando comienza un violento terremoto, que en el sur de Chile causará más de 30 mil muertes. Pero en Santiago basta para dañar seriamente los edificios antiguos.

Salvador, que tiene pánico de los temblores, deja a los queridos hermanos con tres puntos suspensivos y escapa a alta velocidad. En plena calle se encuentra con esta bella estudiante de historia, y consigue que amigos comunes los presenten. Para pasar el susto, van a un café cerca del Teatro Municipal y ahí Hortensia gana su respeto al decirle - diplomáticamente - que no concibe que un hombre moderno pueda ser masón. ¡Nuevo terremoto! Salvador se defiende, habla de su genealogía, de la épica familiar, del abuelo rojo... quizá la convence, cuanto menos la enamora. No le dice que la ama, según un amigo y confidente nunca lo hará. Después de todo, Salvador es un entusiasta de las películas de vaqueros, no un galán romántico. Pero entre ambos se cimenta un vínculo profundo, silencioso, que no se ofrece como un especimen para disección.

Esa mujer lúcida e intensamente privada que es Hortensia Bussi ha sabido mantener su hermetismo a lo largo de casi medio siglo de rumores y un centenar de entrevistas capciosas. ¿Cómo romper los sellos que protegen el enigma? La indefensible campaña de desprestigio que siguió al golpe militar trató de presentar a Allende como un voluptuoso consumidor de pornografía, el sultán de un harén administrado por su secretaria, el anfitrión de inenarrables orgías... ¿a la edad de 64 años y en medio de una borrascosa presidencia? Demasiado heroísmo.

La izquierda, por su parte, empeñada en el proceso de canonización, ha guardado estricto silencio sobre la vida afectiva de Allende. Entre el dandy de los años '20 y el esposo fiel y conservador de los años '70 se extiende una cortina de pudor que nos impide evaluar esta importante faceta de su carácter. Será preciso conformarse con saber que, al menos en lo que respecta a su matrimonio, Salvador fue capaz de conseguir una alianza indestructible..."


Extraído del libro "Salvador Allende, una época en blanco y negro". Edición de Fernando García y Oscar Sola. Relato (texto): Alejandra Rojas. Edición El País-Aguilar.



...

4 de junio de 2009

Fragmentos de Raúl Ruiz

Por Absalón Opazo Moreno
Entrevista Raúl Ruiz: Rodrigo Acuña, de Radio Placeres.



Va por la vida levantando telones dramáticos, enfocando tensión; hombres, mujeres y niños fantásticos y a veces anti-normales, revolcados todos en la compota plástica de una occidentalidad tenebrosa, dependiente de ácidos, en búsqueda.

A él lo sitúan en un patíbulo de intelectuales que no le simpatiza, o a veces sí, pero en lo esencial no le simpatiza porque las voces del cine, las imágenes, la poesía, la entregan los personajes de los márgenes, de la orilla, que están fuera de lo establecido, aquellos cuya voz sólo se encuentra en el arte y su esplendor; las creencias, la intuición, las herencias habladas que son nuestra propia cordillera.

"¿De dónde viene esta fascinación por los fantasmas, recurrentes por lo menos en sus últimos trabajos realizados en Chile?
No es tanta la atracción por el tema de los fantasmas pero todas las películas están condenadas a la larga a ser películas fantasmas porque se van a morir todos los actores. Yo me crié con historias de fantasmas, por parte de mi madre, mis abuelos son campesinos de la zona central, y por el lado de mi padre son chilotes, pescadores; estamos hablando de tiempos en que no había televisión y había que amoblar las noches contando historias, sobre todo las largas noches de invierno…"

Va por la vida dibujándonos, todos somos personajes de alguna de sus películas, en alguna medida, estamos latiendo en la cinta como fantasmas que somos; la tenebrosa occidentalidad con sus muertos fantasmas, la negra lujuria de un poeta que asiste de frac a los incendios, la recta provincia que no olvidamos respirar, el hermoso traje del artista que no transa.

"¿Va seguido al cine?
Mucho, pero ahora yo prefiero ver películas en DVD, las viejas obras que todavía tienen algo que enseñarme, las nuevas no me enseñan nada.
¿Hay algún director actual que le interese?
No.
¿Y en relación al cine chileno?
Me interesan algunos pero como chilenos; José Luis Sepúlveda (“Pejesapo”, 2007) es realmente interesante, ahora, no estoy muy seguro si él sabe lo que hizo pero es muy interesante. He visto también algunas cosas de José Torres Leiva (“Obreras saliendo de una fábrica”, 2005).
¿Qué piensa del Manifiesto Nueva Sangre?
Están creándose limitaciones y la verdad es que eso me cae muy antipático, gente que con todas las limitaciones que ya hay, se estén creando limitaciones nuevas me parece simplemente suicida."


El cine de Raúl Ruiz, abreviación remota de nuestros antes, insondable pulso de nuestros ahoras; una vieja estación de trenes, de esas sureñas, esquivas; anotaciones en una libreta; ciertas ideas, sensaciones, bosquejos de la imagen en movimiento; el personaje que cae de la inexistencia pura al trazado mágico, bilingüe en el sentido de ser cine y poesía a la vez; certeza del origen dramático del siglo veintiuno; certeza de lo popular como alma.

"El folklore no es chileno, es de todas partes, pero no es que las historias tengan origen europeo y se repitan acá, aparecen simultáneamente en todas partes, eso es lo más extraño que tiene el folklore".



¿Más Raúl Ruiz? Visita el blog del programa Mundo Placeres, de Radio Placeres:


http://blogs.laverdad.es/mundo-placeres/2008/12/9/especial-raul-ruiz (entrevista completa y galería de imágenes)

http://blogs.laverdad.es/mundo-placeres/2008/12/11/placeres-especiales-raul-ruiz-ii-parte (reseña de su vida y de su obra)

http://blogs.laverdad.es/mundo-placeres/2008/12/11/placeres-especiales-raul-ruiz-iii-parte (cinco películas imperdibles de Raúl Ruiz)


...

12 de mayo de 2009

Medios alternativos: un derecho de la ciudadanía y sus organizaciones


Los veinte años que cumple Radio Placeres – con algunos períodos de interrupción – son una ocasión propicia para levantar y reclamar los medios de comunicación alternativos como un derecho de la ciudadanía y sus organizaciones.

Actualmente, las leyes del país condenan a las radios comunitarias a una constante ilegalidad, haciéndolas a un lado en beneficio de las radios comerciales, productoras de dinero y estereotipos, jugando siempre a favor del agrietado sistema de vida neoliberal. No es posible creer que ese es el único país. En Chile existe espacio para la disidencia. Existe el espacio para levantar otras voces, otra visión del mundo.

La enorme cantidad de jóvenes que ya no digiere los gases del monstruo globalizado encuentra en las radios comunitarias un espacio para escuchar su propia voz, o las voces de sus compañeros, o las voces de otros jóvenes que en otras latitudes también buscan espacios. La música de los márgenes, que no busca la venta sino el mensaje, el placer de un sentimiento musical o poético, la noticia que no consideró el diario ni la tele, aparece en los diales “ilegales”, que se juegan el pellejo por informar, por transmitir y hablar algo nuevo. Se juegan el pellejo porque esa práctica está fuera de la ley en muchos países del orbe, incluyendo Chile.

Esta labor de hacer ciudadanía, de hacer cultura, no puede ser un delito. Ningún Estado tiene derecho a requisar los equipos de las radios comunitarias ni a prohibir su funcionamiento. En Brasil, durante el mes de abril, se quemaron 8 toneladas de equipos confiscados a las comunitarias. No hay justificación alguna para proceder de esa manera. La gente tiene derecho a hablar y escucharse.

LA REALIDAD CHILENA

En nuestro país, la Archi (organización que agrupa a las emisoras comerciales) apunta el argumento de que muchas comunitarias hacen publicidad. Hay que establecer entonces que los derechos comerciales no son un ámbito de las comunitarias. Radio Placeres de Valparaíso ha demostrado que se puede levantar un soporte radial sin necesidad de vender avisos. Con organización es posible superar la falta de recursos. Sería interesante situar la mirada hacia ese mundo que no necesita de mercancías para motivarse. Una verdadera radio comunitaria debiera tener como espíritu la solidaridad y no las burbujitas del sistema.

Respecto a los derechos de propiedad intelectual, motivo por el cual en marzo se cerraron tres radios en Santiago, podemos decir que las comunitarias no lucran con las canciones o poesías de los artistas: simplemente sitúan la obra en una esfera más profunda, se aborda el arte como una expresión cultural ligada a varios fenómenos, se le expone en la vida cotidiana sin la presencia de un elemento comercial de por medio. Por lo tanto, no se debe creer que el artista está perdiendo dinero de sus derechos. El artista gana en las comunitarias pues su obra se difunde sin la condición de “canciones singles” o “acuerdos de difusión”, sin la restricción que imponen los grandes medios. Es su obra entera la que se expone, cosa que no sucede en las radios lucrativas, que tratan todo de manera superficial pues su eje es el comercio y no el arte.

En las comunitarias no se gana plata a costa de los artistas. Al contrario: ahí se difunden sus tocatas, ahí se escuchan sus guitarras en vivo y en directo, ahí se escuchan sus opiniones sobre la educación pública o el alza de los alimentos, ahí conocen a otros como ellos, ahí se genera la cultura más interesante y viva de un país.

20 AÑOS CONTRA EL MONOPOLIO COMUNICACIONAL

Valparaíso es una ciudad rompecabezas que a veces encaja, y otras veces no. La banda sonora de la locura urbana del mar y sus quebradas tiene varios matices, y en Radio Placeres se puede sintonizar todos los días, las 24 horas, en el 87.7 FM en el puerto y Viña del Mar, y en todo el mundo a través de http://www.radioplaceres.cl/.

Actualmente organizada en un colectivo de personas, la Placeres también está amenazada por la injusta legislación chilena. La radio no tiene avisos comerciales. Nadie tiene ganancias por trabajar en ella. Sólo se tienen más de 20 programas, donde se abordan temas tan diversos como la interpretación de los sueños, la poesía, la escena cultural local, el feminismo, la labor del concejo municipal, la actualidad informativa, el reggae, el rock, el hip-hop. Se trata de generar opinión desde la diversidad que somos, de difundir ideas e iniciativas culturales situadas en la esfera del arte, de la sociedad, de la política.

Por los estudios de Radio Placeres han pasado la mayoría de los actores sociales actuales, incluyendo parlamentarios, alcaldes, concejales y políticos. Como medio de comunicación, está completamente validada. Sólo falta que la amenaza del “estado de derecho” se convierta de verdad en una garantía de derechos iguales para todos y deje de ser el derecho de unos pocos a ganar dinero a costa de un espacio público, como es el espectro radiofónico.

En este año de aniversario de Radio Placeres, una de las comunitarias referenciales del Chile central, quienes trabajan en los medios alternativos, sus auditores, lectores o telespectadores, los artistas que han participado o aparecido en ellos, deben unirse para defender el derecho a la libre comunicación. Asimismo, “las autoridades” deben actuar éticamente (pues igual recurren a los medios alternativos) y no sumarse a la cruzada de Archi para callar a los semejantes que no piensan como ellos. Así como el señor empresario tiene derecho a ganar plata haciendo radio, nosotros tenemos derecho a no ganar plata haciendo radio. La vida es muy coherente cuando la justicia está en ella.

El llamado está realizado. Hagamos correr la voz y estemos preparados a defender lo que nos pertenece, lo que somos.


...

26 de abril de 2009

El zarpe

Valparaíso es un pedazo más de la inmensa población urbana de latinoamérica, con barrios, villas, cerros, suburbios y periferias que conviven como un gigante anestesiado, lleno de vicios y defectos, pero con suficiente talento para empezar a pensar por sí mismo. Lo que pasa a nivel comunal, en lo esencial, sucede en toda América Latina.

Todas nuestras grandes ciudades tienen cordones populares de cultura y educación lo cual es una demostración de identidad viva y en búsqueda. Veamos que hay movimientos de inconformismo en todos los países latinoamericanos, que tienen que ver con: recuperación de espacios públicos, generación de lazos entre artistas, independencia con autogestión o con apoyo estatal, oposición al neoliberalismo, conciencia del medio ambiente, indigenismo, nacionalización de recursos naturales, exigencias por mejor educación y salud.

Vivimos un instante especial que nos debe orientar al conocimiento mutuo y a la acción a todo nivel. En el puerto imaginario del poeta, del músico, del pintor callejero, se dialoga con la gran urbe imaginaria que es la articulación de redes sociales por la red, o por las radios comunitarias, o por los barrios. Nunca habíamos estado tan cerca de la conciencia de que somos muchos, muchos los que queremos dar vuelta la mesa, y que hay pueblos que están en el poder trabajando por ese ideal de mejorar la humanidad, con igualdad y justicia social.

La labor del artista debe ser enseñar, principalmente. Enseñar lo que se sabe, el oficio, el arte, el ideal. En la educación va el camino de organización y despertar de nuestro gigante chato. Enseñar sobre todo con el ejemplo, con el ejemplo de ser verdaderas personas, solidarias y concientes. Informadas y organizadas, sin ambiciones personales, y entender que son nuestros actos y no nuestras palabras lo que reflejan lo que somos.



...

17 de abril de 2009

Sátira a la rima: poema de Gonzalo Rojas

He comido con los burgueses,
he bailado con los burgueses,
con los más feroces burgueses,
en una casa de burgueses.

Les he palpado sus mujeres
y me he embriagado con su vino
y he desnudado, bajo el vino,
sus semidesnudas mujeres.

He visto el asco en su raíz,
la obscenidad en su raíz,
la estupidez en su raíz,
y la vejez en su raíz.

La burguesía y la vejez
han bailado ante mí, desnudas;
las he visto bailar desnudas,
olvidadas de su vejez.

Adentro del libertinaje,
los observé llorar de amor,
babear, sin saber que el amor
se ríe del libertinaje.

Y me divertí con su miedo,
con su amarillo, sucio miedo,
con su miedo a morir de miedo,
pues no eran hombres sino miedo.

Miedo a perder su fea plata
y, con ella, a perder la risa
y, con la plata y con la risa,
a perder su placer de plata.

¿Pero qué saben del placer
de ser y estar en este mundo
los puercos que han tirado al mundo
su libidinoso placer?

¡Cómo comían, cómo, en verdad,
mordían la presa, con qué
dientes rompían eso que
era su grasa, su verdad!

Se miraban unos a otros,
se tragaban unos a otros,
se medían unos a otros
para el zarpazo, unos y otros.

Atrincherados tras la mesa,
pude verlos tal como son:
cuál es su mundo, cuáles son
sus ideales: ¡la plata y la mesa!

¡Pensar que sus almas de cerdos
se van al cielo después de morir!
¡Y yo me tengo que morir
sin hartarme, como estos cerdos!

La comilona y la etiqueta
el traje largo y desnudo
me permitieron ver desnudo
al arribista de etiqueta.

Pobre arribista cretinizado
por su mujer y por su suegra.
Pobre arribismo, cuya suegra
es el confort cretinizado.

Toda la gama del arribismo
mostraba sus dientes de oro.
Pero vi una mujer de oro
arriba del mismo arribismo.

Esa mujer era el amor;
el verdadero, loco amor,
el amor sin miedo. El amor
que sólo vive del amor.

En todas partes sale el sol,
hasta en la boca del pantano.
La burguesía es el pantano,
y lo que amamos es el sol.

Por eso ya cruje este mundo.
Por eso ya viene otro mundo.
Por eso ya estalla otro mundo
al fondo ciego de este mundo.

Por eso pude ver tan claro
esa noche entre los burgueses
y he comido con los burgueses,
y he bailado con los burgueses,
con los más feroces burgueses,
en una casa de burgueses.



A Violeta Parra
que hizo estallar este furor
monorrimo ese invierno

de su Chillán de Chile el 59

Gonzalo Rojas




...

31 de marzo de 2009

Otoño en la periferia...

... y caen poemas como hojas secas en un recipiente...


1.

Yo agarro la suerte y la muerte,
así, por la palabra, por la maquinaria ruidosa de la palabra,
las hago canciones sin tiempo,
y voy arando de inmortalidad el día grandioso.

Mi carne es guitarra, mi sangre es tonada, y mis huesos son cantos parados.

Percibo el devenir mundial como imagen, sólo como imagen,
siento, pienso y expreso en imágenes irremediables
la lógica matemática de los fenómenos de los fenómenos de los fenómenos;
y mi condición esteticodinámica crea el universo
a la manera formidable de los espejos despedazados.

Hombres y máquinas y hombres
viven y mueren en mis poemas acumulados
la forma tremenda del sueño.

Soy gesto, soy violencia, soy mundo elocuente;
además, no tengo sentido conceptual,
o ando disperso y movible por adentro de la belleza acuartelada,
lo mismo que el pensamiento en las arterias,
y también como Dios, sí, como Dios en el alarido del hombre sublime;
sin embargo, me veo viéndome
con la mirada espectacular del análisis.

Palomas de cemento,
se me caen del traje rodante las epopeyas.

No conozco, digo,
no defino, nombro,
agrando la naturaleza;
expreso;
detrás, allá detrás de mi corazón, aúlla la nebulosa.

- Pablo De Rokha


2.

El poeta asesinado

Primeramente me quitaron todo
lo que llevaba puesto o no tenía,
con bisturí, con rabia, con manía,
me arrancaron mi otoño y hasta el modo

de caminar que tengo. En un recodo
de un camino cualquiera mi agonía.
No contento con eso, alguien reía.
Y me arrojaron junto al blando lodo.

El otoño me busca enloquecido.
La luna lame ya mi cuerpo inerte.
Mi andar se ha quedado suspendido.

Yo nunca me he quejado de mi suerte.
Al matarme, benévolos han sido:
han encontrado mi extraviada muerte.

- David Valjalo


3.

¿Quienes son?

¿Por qué están ahí desparramados
como la mala hierba?

Un fémur, un cráneo con un agujero en la nuca,
un poco de polvo,
más y más huesos sin nombre
sin nicho de mármol, sin flores en la tumba...

Sólo polvo, rocas, huesos sin título.

(1986)


Sin niños la plaza

Antes de los fusilamientos eléctricos
el cielo no lloraba por la noche,
ahora,
las plazas pelechan sangre y no pasto.

(1986)


Santiago cero ruido

La rata se escabulle por el orificio
y va dejando tras de sí
un sinnúmero de microsonidos
perceptibles sólo en silencio,
cuando es noche
cuando no funciona la lavadora,
el califont,
ni las cámaras de tortura.

(1986)

- Bernardo Chandía Fica

4.

A un magistrado

En la tierra que usted pisó no crecerá su memoria
Sus hechos serán olvidados como se olvida un duelo
Mas el pueblo que alguna vez viví
entre el sauce & la verguenza de sus pasos
en boca estará del mundo
e irá junto a mi nombre cuando de usted
ya ni Cristo se acuerde.

- Juan Cameron


5.

1991-1996-2005

Sus nombres se olvidaron con facilidad
y más rápido sus sobrenombres:
El Negro, la Flaca, la Pecosa, el Chincol
¿Lo recuerdas?

Al documento le pusieron amnistía o informe no sé qué
Después hicieron una procesión re-grande
con hartas flores
discursos
grabaron en piedra las palabras
y los enterraron

Hoy
ni gusanos quedan
en la memoria.

- Julio Espinosa




...

23 de febrero de 2009

Caraja

Poesía mía
amante subversiva
ley de los caminos
hija bastarda

Caraja
pedazo de roca
lanzado contra infames
poesía mía

Amante subversiva

Caraja

Niña cortoletraje

Duerme tranquila
en la cuna de tierra

Caraja

Álzate en mi cuerpo
desafiemos al hombre

Poesía mía

Amante subversiva

Caraja

Duerme tranquila
Álzate en mi cuerpo



...

18 de febrero de 2009

Breve sinopsis

Buenas noches
buenos días
como has estado
que te vaya bien

El pan para la once
no alcanza para todos

La leche se cortó
entre tanta discusión

No escuchamos al hombre del aseo

No vimos el sol cayendo a su cama

Pero igual tenemos luz en la casa

Buenas noches
buenos días
como has estado
que te vaya bien



...

17 de febrero de 2009

Por siempre maestra

"Ni el escritor, ni el artista, ni el sabio, ni el estudiante, pueden cumplir su misión de ensanchar las fronteras del espíritu si sobre ellos pesa la amenaza de las fuerzas armadas, del estado gendarme que pretende dirigirlos. El trabajador intelectual no puede permanecer indiferente a la suerte de los pueblos, al derecho que tienen de expresar sus dudas y sus anhelos... (...) Se sirve mejor al campesino, al obrero, a la mujer, al estudiante, enseñándoles a ser libres...".


Gabriela Mistral



...

21 de enero de 2009

Cerca de los cuchillos*

Es esta el alma suave que esperaba,
esta es el alma de hoy, sin movimiento,
como si estuviera hecha de luna
sin aire, quieta en su bondad terrible.

Cuando caiga una piedra
como un puño
del cielo de la noche
en esta copa la recibiré:
en la luz rebosante
recibiré la oscuridad viajera,
la incertidumbre celeste.

No robaré sino este movimiento
de la hierba del cielo,
de la noche fértil:
sólo un golpe de fuego,
una caída.

Líbrame, tierra oscura, de mis llaves:
si pude abrir y refrenar
y volver a cerrar el cielo duro,
doy testimonio de que no fui nada,
de que no fui nadie,
de que no fui.

Solo esperé la estrella,
el dardo de la luna,
el rayo de piedra celeste,
esperé inmóvil en la sociedad
de la hierba que crece en primavera,
de la leche en la ubre,
de la miel perezosa y peregrina:
esperé la esperanza,
y aquí estoy
convicto
de haber pactado con la tempestad,
de haber aceptado la ira,
de haber abierto el alma,
de haber oído entrar al asesino,
mientras yo conversaba con la noche.

Ahí viene otro, dijo ladrando el perro.

Y yo con mis ojos de frío,
con el luto plateado
que me dio el firmamento,
no vi el puñal ni el perro,
no escuché los ladridos.

Y aquí estoy cuando nacen las semillas
y se abren como labios:
todo es fresco y profundo.

Estoy muerto,
estoy asesinado:
estoy naciendo
con la primavera.

Aquí tengo una hoja,
una oreja, un susurro,
un pensamiento:
voy a vivir otra vez,
me duelen las raíces,
el pelo,
me sonríe la boca:
me levanto
porque ha salido el sol.

Porque ha salido el sol.


*Poema de Pablo Neruda publicado en el libro "Las manos del día", año 1968.


...

4 de enero de 2009

Nuevos poemas de Karen Devia

Dieta para olvidar

“Andrés, los peces cambian de nombre
cuando los pescan”
E. Winter

Por la mañana
nútrase sólo
de camas sin hacer
ropa sucia
calcetines huachos
escoba
olla
aceite
y lo demás

Al almuerzo
sirva todo en platos chicos:
1 odio
1 caricia
1 olvido
1 pizca de polvo evaporado
sazone sin pasión

Por la tarde
cebe un mate sin azúcar
la dulzura quedó atrás.
Y no caiga en la tentación
de comer un trozo de carne
el último pedacito que se comió
la hizo subir 10 kilos
de soledad


Corazoncito

1

Debiste haberme publicitado más, corazón
mis pestañas merecían otra cosa
un poemauncio, por ejemplo,
a lo Lira
o un inserto en El Mercurio
el de distribución nacional por supuesto
alguna cosa de esas, corazón.
Debiste haber hecho, por último,
una rifa en plaza Echaurren

Si hubiera sabido que no ibas a cobrar nada
que me ibas a tirar como regalito pascuero
hubiera escogido otro representante
uno que me hubiera amado
al menos

2

Hagamos un trato corazón:
quédate con tu capital
no me lo des por daños y perjuicios
tengo guardados unos ahorritos
de dignidad

3

Baja el arma corazón
baja el arma y conversamos
prometo serte fiel
los próximos 15 minutos

“Quisiera tener 15 años, ser tonta como una puerta,
y pensar que sólo el amor basta”
I. Allende


4

Mira bien corazón
mira bien mis largas pestañas
mi boquita de freza
mi culo de adolescente
mis tetas de púber
mi aliento Pepsodent

Mírame bien corazoncito
mira bien por el ojo mágico
captura mi sílfide imagen de quinceañera
y no olvides
la tremenda luz
que te perdiste

“Soy sincera al confesar
que aun te quiero cariño malo”
P. Pizarro


5

Tú sabes corazón
que soy una mujer moderna
pagué todas mis cervezas
compré los condones
pagué el motel y los barros luco
toqué el timbre
y repuse el acuario
cuando sin querer lo quebré

Sólo dije no
al cuadro plástico

“Espérame en el cielo corazón si es que te vas primero”
Los Panchos


6

Espérame en el séptimo piso
de tu rascacielos, corazón
espérame que pronto yo iré
a tocar la puerta de improviso

Espérame vestido, corazón
la desnudez me abruma, cuando no es conmigo
espérame que pronto yo iré
a descubrir mi soledad

Nuestro amor fue tan grande, tan grande
como tu negligencia
y la vida es tan corta, tan corta para odiarte
como larga para olvidarte, mi amor

Espérame en la plaza, corazón
con la hipoteca en mano
espérame con la letra de cambio, amor
para firmar otra vez

Nuestro amor fue tan grande, tan grande
como un circo romano, mi amor
y la vida es tan corta, tan corta
para no hablarte, corazón



*Karen Devia, poeta de Valparaíso, vocalista del grupo de música fusión Afeitando la Comadreja. Habitante de la periferia en algunas temporadas...



...