24 de mayo de 2018

Propaganda feminista en Valparaíso



serve the servants & resiste

11 de mayo de 2018

Fuerte Borgoño

I

Al Juan ya lo tenían ensangrentado
tirado al medio del calabozo

-se quejaba de un oído
a esas alturas reventado-

nadie nos escuchaba

no existíamos



II

Una luz lila entraba preciosamente
a veces
en las tardes

Nunca antes
sentí tan lejos
el viento de los pájaros
las manos de mi madre
cosiendo la ropa


III

La escritura a máquina
avanza rápido
la luz de la vela tambalea

Coordinadora Provincial
de Cordones Industriales

Comando Provincial
de Abastecimiento Directo

Frente Único de Trabajadores

Coordinadora Comando
Frente

Abastecimiento Industrial
de Trabajadores

Así

Sin horrores

29 de abril de 2018

Talcahuano, 1973


El abanico del horror
cayó la noche del lunes

Llegaron a mi camarote
me sacaron a patadas al patio
a culatazos me desnudaron
siempre dándome golpes
golpes muchos golpes
hasta que casi aturdido
me arrojaron a una poza con lodo
y pedazos de vidrios palos y clavos

Ahí me dieron con el fierro ese
en la cabeza

Terminé por dormirme

Cuando desperté
ya no era yo

Mi voz había
cambiado

No veía nada

28 de abril de 2018

Ronda


Baila, baila y juega,
ama y siente el árbol
bajo tu piel.
Tus arterias son ríos,
tus huesos calcio de estrellas.
El universo habita en tu mirada.
¡Y tu baile recuerda
el nacimiento del cosmos!

Sonríe, habita esa sonrisa.
La tierra como una gran casa,
plagada de palabras escondidas.
En mí, el mundo aún es
el juego del árbol, su sombra,
su altura.

24 de abril de 2018

Un breve sorbo del bestiario cotidiano


La cicatriz es un ojo muerto
un pómulo tajeado
una boca quebrada o unos labios
caídos

Igual que los viejos carteles de la hacienda
igual que las podridas banderas del MCR
que se enterraron en el patio
igual que la flor del canelo
que plantó con su padre
el primer día de la recuperación de tierras

Tierra o muerte
los pobres bienvenidos
los ricos a la mierda
Movimiento Campesino
Revolucionario

MCR

La cicatriz es un ojo muerto
que sin embargo nos mira
que sin embargo nos habla

La poesía
es su última respiración

17 de abril de 2018

Me enseñaste a dormir en las camas duras de mis hermanos



Me hiciste adversario del malvado y muro del frenético
Me has hecho ver la claridad del mundo 
y la posibilidad de la alegría

Me has hecho indestructible 
porque contigo no termino en mí mismo

(Pablo Neruda, "A mi partido")


A la memoria de Alejandro "Pipo" Rojas

16 de abril de 2018

Semblanza



una niña fantasma
que no se atreve a salir
de su casa

afuera

sólo dos puntos cardinales

arriba y abajo

20 de marzo de 2018

La marca de la belleza



Equinoccio de otoño

14 de marzo de 2018

Dos párrafos de Gonzalo Millán


"En Chile hay una profanación constante, se cometen sacrilegios todos los días. Uno piensa que es la ignorancia, la torpeza, el salvajismo, lo que hace eso. Yo soy más suspicaz y pienso que eso se hace por razones políticas y económicas. Mientras menos memoria tenga la gente, más pueden hacer y deshacer en todo lo que signifique dinero.

Casi podríamos adscribir al New Speak de George Orwell, en 1984, que era la lengua que crea el poder totalitario y que tiene esas funciones: mentir, manipular, manejar a la población. Y la alianza que aquí se hizo entre el poder militar y ciertos medios de comunicación tenía ese fin y lo cumplió a cabalidad. Cuando se ha detenido y asesinado a alguien y se habla de un presunto desaparecido, ya se está utilizando un término manipulador e inmoral".


Extraído del libro "La poesía no es personal", extractos de entrevistas de Gonzalo Millán - Alquimia Ediciones

28 de febrero de 2018

Umbral


Hay un leve temblor
en el cielo de mi alma

Las sombras del ayer
se disipan
y ya no me acompañan

El pasado
inevitablemente
se vuelve transparente

Y quizás en una brisa
algún día
volveremos a nombrarte

Ahora sólo fotografías
y el nocturno silencio
cayendo sereno
en tus manos de huesos

27 de febrero de 2018

Escuela San Mario


Un río, un río torrentoso
como la sangre de sus arterias
cuando hablaba de frontera,
de emboscada y lanceo, allá,
en la franja de tierra que nos
querían quitar los enajenados
siervos del rey; hablaba y el sol
estiraba sus brazos somnoliento
de escuchar la misma historia
tantas veces.

Ahí aprendí a leer la poesía
en las cosas. En el tedio involuntario
del saber, en la rabia expresiva
del relato.

22 de febrero de 2018

Quebrada Elías / toma #6



Entre las nubes y el árbol
"mi corazón en picada"