11 de mayo de 2018

Fuerte Borgoño

I

Al Juan ya lo tenían ensangrentado
tirado al medio del calabozo

-se quejaba de un oído
a esas alturas reventado-

nadie nos escuchaba

no existíamos



II

Una luz lila entraba preciosamente
a veces
en las tardes

Nunca antes
sentí tan lejos
el viento de los pájaros
las manos de mi madre
cosiendo la ropa


III

La escritura a máquina
avanza rápido
la luz de la vela tambalea

Coordinadora Provincial
de Cordones Industriales

Comando Provincial
de Abastecimiento Directo

Frente Único de Trabajadores

Coordinadora Comando
Frente

Abastecimiento Industrial
de Trabajadores

Así

Sin horrores