3 de noviembre de 2007

Marginal

Nunca seré yo en algún texto
todo va por los aires
y se desvanece como el humo
como los incendios que siempre
rodearon mis almas errantes
mis pobres golondrinas azotadas
allá bien arriba del cerro
en el muro de la piedra virgen

No hay sombra que haga una letra
la letra yace y espera
yo no espero
yo me fui hace rato
y pienso otra cosa

quizás también es que siento otra cosa

Me guían los instintos la intuición
más que los verdes aromas de la mujer
más que la entrega soberbia del pescador
más que el apagón en la periferia
están los pies que invisibles se levantaron
y echaron a andar por la propiedad terrícola
abierta sin alambradas ni revólveres

Me guían los instintos la intuición
un atardecer que fue

un anochecer constante

y una lágrima atragantada

Voy marginal ajeno a todo
y aúllan a lo lejos nuevas criaturas

Voy caído de brazos pero no de piernas
Voy marchito como tus banderas

Abrázame si me ves algún día
sentado a la deriva del viento

Yo soy el hombre que abre sus manos
y hace crecer los vientos